edp
Sector de la energía

La producción es la primera actividad en la cadena de valor del sector eléctrico y consiste en la transformación de fuentes de energía primaria en electricidad. La energía eléctrica se puede producir a partir de fuentes de energía renovable, como la energía hidroeléctrica, eólica y solar, o a partir de combustibles fósiles, en particular carbón, gas o nuclear.

El Grupo EDP es el mayor productor de electricidad de Portugal, el tercer productor ibérico y uno de los mayores operadores privados de Brasil. En el mercado eólico, EDP Renováveis es uno de los principales actores mundiales.

En 2020, EDP tenía 24 GW* de capacidad instalada total, correspondiente al 79% de energías renovables. EDP Renováveis, filial del Grupo EDP con actividades en producción eólica y solar, opera en Europa, Norteamérica y Latinoamérica, y en 2020 alcanzó una capacidad eólica instalada de 12,2 GW**, habiendo registrado un crecimiento de 0,8 GW (+7 %) respecto al año anterior. 

En Europa, EDP Renováveis tiene parques eólicos en funcionamiento en Portugal, España, Francia, Polonia, Rumanía, Bélgica e Italia, y está desarrollando proyectos en Reino Unido y Grecia. En Norteamérica, EDP Renováveis está presente en tres países: Estados Unidos, Canadá y México. En Sudamérica, desarrolla actividades en Brasil, Perú y Colombia, y en estos dos últimos países los proyectos se encuentran en desarrollo. En términos de energía solar, EDP Renováveis está presente en tres países: Portugal, Rumanía y Estados Unidos.

En 2020, el Grupo EDP creó una nueva empresa, denominada Ocean Winds, con una actividad centrada en el desarrollo de parques eólicos marinos, resultado de una Joint Venture (empresa conjunta) entre EDP y Engie. Al comienzo de 2021, Ocean Winds tenía 0,5 GW instalados y 6,1 GW en construcción o en desarrollo.

En los últimos 15 años, la estrategia de inversión del Grupo EDP se basó en una fuerte apuesta por las tecnologías renovables, lo que se ha traducido en un fuerte incremento del peso de la generación renovable en nuestro portafolio de generación, del 20 % en 2005 al 74 % en 2020.

En cuanto al marco regulatorio del sector, cada mercado en el que opera EDP presenta características específicas en cuanto a su funcionamiento y los mecanismos de remuneración ofrecidos.

* EBITDA | ** EBITDA + Equity

Más información sobre estos mercados en los portales de cada empresa.

En la fase intermedia de la cadena de valor se encuentran las redes, que unen los centros de producción a los centros de consumo. Estas actividades incluyen el transporte de electricidad (en muy alta tensión) y la distribución de electricidad, que incluye las redes de alta, media y baja tensión.

Líneas y cables, subestaciones, estaciones transformadoras e instalaciones de alumbrado público son parte integral de las redes de transporte y distribución, así como las conexiones necesarias a las instalaciones de consumo y centros de generación de energía.

EDP está presente en la actividad de distribución eléctrica en tres áreas geográficas, Portugal, España y Brasil, habiendo distribuido en 2020 76.123 GWh a través de una red de más de 370 mil kilómetros. En Portugal, esta presencia está asegurada en todo el territorio continental. En España, EDP opera en algunas comunidades autónomas del norte del país. En Brasil, está presente en los estados de Espírito Santo, São Paulo y Santa Catarina. 

Además, el Grupo EDP también participa en las actividades de transporte de electricidad en Brasil, a través del desarrollo y operación de 7 lotes (algunos aún en construcción), que suman un total de 1.554 kilómetros de red.

La estrategia del negocio de la distribución de electricidad en EDP se centra en la mejora continua de la calidad del servicio y la digitalización con el fin de afrontar los retos del futuro y convertirse en un referente en la distribución de energía eléctrica.

Durante los últimos años, la estrategia del Grupo EDP en el sector de las redes ha experimentado un crecimiento de actividades, concretamente con la entrada en el mercado del transporte de electricidad en Brasil en 2016 y la adquisición de Viesgo en 2020. Al final de 2020, EDP alcanzó los 4,6 millones de contadores inteligentes instalados en toda la red de distribución de la península ibérica, con el 100 % del consumo en España ya telemedido, mientras que Portugal inició posteriormente la estrategia de digitalización, pero cuenta con el 75 % de la energía telemedida en 2020.

En la actividad de comercialización, la energía distribuida llega al punto de suministro y luego es vendida por el proveedor a los consumidores finales. 

En la península ibérica, la venta de electricidad y gas natural es libre, y los consumidores tienen derecho a elegir su proveedor. Aunque el mercado de la energía está totalmente liberalizado en ambos países, lo que significa que cualquier cliente puede tener un contrato con un comercializador del mercado libre, aún existen comercializadores de último recurso que aplican tarifas reguladas para la venta de electricidad al consumidor final. En 2019, el 94 % del consumo en Portugal se situaba en el mercado libre, mientras que en España esta cifra era del 89 %.

En Brasil, la venta de electricidad se divide entre el mercado libre y el regulado. Los clientes con un nivel de demanda superior a 2 MW se consideran libres, el resto está cubierto por el mercado regulado.

EDP está presente en la actividad de comercialización de electricidad en Portugal, España y Brasil y actualmente cuenta con una cartera de más de 8,6 millones de clientes en estas áreas geográficas. En el sector del gas, esta presencia es tan solo ibérica, donde EDP tiene cerca de 700 mil clientes.

La estrategia de comercialización del Grupo EDP pasa por la creación de nuevos servicios para el cliente, como la generación distribuida, la eficiencia energética y la movilidad eléctrica. Paralelamente al objetivo de mejora continua de las operaciones y el servicio al cliente, optimizando también las operaciones de contratación de energía.

La descarbonización sigue marcando la agenda global, con un estancamiento de las emisiones de carbono del sector energético. Sin embargo, el estancamiento de las emisiones no es suficiente para cumplir los objetivos marcados en el Acuerdo de París (diciembre de 2015).

El camino de la descarbonización implica un cambio profundo en el modelo económico basado en los combustibles fósiles, una fuerte apuesta por la eficiencia energética, la electrificación basada en energías renovables y el impulso de la innovación.

strategic update 21-25

Conozca nuestros planes para el futuro

Estamos tomando estos pasos concretos para proteger el futuro de la humanidad, comenzando con nuestro objetivo de convertirnos en una empresa totalmente ecológica para 2030. Estamos comprometidos con la energía limpia y continuaremos expandiendo nuestra cartera de energías renovables a nivel mundial, brindando excelencia ESG y valor superior.

parque eólica

Informe Anual EDP 2020

Changing Tomorrow Now

El cambio ha sido tanto nuestro motor, ya que ofrecemos una red ágil con soluciones más eficientes, inteligentes y sostenibles. Estamos contribuyendo a lograr un equilibrio y un mundo sostenible, inclusivo, diverso y humano.

changing tomorrow now