edp news
sines

EDP lanza proyecto 'Futuro Ativo Sines' para impulsar iniciativas de apoyo a la región

Miércoles 13, Enero 2021
Producción
Sostenibilidad

El apoyo a la creación de empresas, la formación profesional y un estudio de evaluación de oportunidades económicas se encuentran entre las diversas iniciativas que EDP pretende desarrollar en colaboración con entidades locales. Las iniciativas forman parte del compromiso de EDP de permanecer en la región tras el cierre de Central de Sines.

Este jueves 14 de enero, la central termoeléctrica de Sines completa su último día de actividad, después de 35 años en funcionamiento. Al ser la mayor central eléctrica portuguesa, jugó un papel estratégico en el suministro energético del país y en la seguridad del sistema eléctrico nacional, una contribución que ha ido disminuyendo ante la creciente producción de energía a partir de fuentes renovables y que termina ahora, en línea con los compromisos de descarbonización y transición energética de la empresa y la economía nacional.

Tras el cierre de la central eléctrica de carbón, EDP quiere mantener su conexión con Sines y las comunidades locales con las que estuvo colaborando activamente en las últimas décadas. En este sentido, y bajo el lema 'FAS - Futuro Ativo Sines' (Futuro Activo Sines), inició dos frentes de trabajo a través de los cuales pretende desarrollar una serie de iniciativas que puedan contribuir a una reconversión de la economía y el empleo en la región.

El primer frente de trabajo consiste en un estudio prospectivo de la economía local, que está siendo realizado por la Universidad de Évora en colaboración con el Instituto Superior Técnico. Este trabajo de evaluación, que incluye la consulta de varias entidades de la región, tiene como objetivo evaluar e identificar las oportunidades más dinámicas para potenciar el desarrollo social y económico de ese territorio. Se pretende identificar cómo evolucionará la economía local, cómo será la transición laboral, cómo se debe valorar la calificación profesional, entre otras cuestiones que ayuden a anticipar medidas y propuestas con impacto positivo en Sines.

Un segundo frente de trabajo implica la creación de una Gabinete Local de Encaminhamento Social (GLES, o sea Gabinete Local de Referencia Social), en colaboración con el Ayuntamiento de Sines y el Instituto de Empleo y Formación Profesional, que pretende, en una fase inicial, brindar apoyo directo a los trabajadores de la Central de Sines, incluidos sus hogares, y extender este apoyo al resto de la población local en una etapa posterior. Este gabinete, que funcionará dentro de Sines Tecnopolo, tiene como objetivo ayudar a orientar a estas personas hacia oportunidades profesionales, formativas y otras alternativas que puedan generar empleo.

Este gabinete actuará así como una especie de plataforma desde la que desarrollar otras medidas incluidas en este proyecto 'Futuro Ativo Sines'. Entre estas medidas está previsto el NAU, un programa de apoyo al espíritu empresarial, similar a lo que ya se había hecho en Sines en 2011 con el programa 'Semente' (Semilla). Se trata de una incubadora de empresas, que también estará ubicada en el Tecnopolo de Sines, y que seleccionará, apoyará y acelerará proyectos de emprendimiento para pequeñas empresas locales. A través del NAU, EDP pretende movilizar fondos de capital semilla (capital de inversión inicial) y otras opciones de inversión para impulsar el espíritu empresarial en Sines.

Paralelamente, EDP Produção se compromete a mantener sus programas de inversión social en el territorio durante el próximo año, como 'Sharing with Energy' (que involucra a escuelas de la región), 'Traditions' (para apoyar las artes y artesanías locales) y la donación de vehículos. El programa de Voluntariado EDP también estará disponible dentro de este proyecto, en el que podrá dar respuesta a las necesidades de apoyo a la escolarización, seguimiento profesional o promoción de la eficiencia energética y combate a la pobreza energética, entre otras situaciones que se puedan identificar.

Con estas iniciativas, EDP mantendrá su conexión con el territorio tras el cierre de la central de Sines, contribuyendo a su desarrollo y puesta en valor a través de nuevos proyectos. A partir del 15 de enero, la central de Sines iniciará una primera fase de cese de la actividad, seguida de los obras de desmantelamiento, en un proceso que debería durar unos cinco años.