principios y políticas

La gestión del riesgo empresarial, que engloba un conjunto de prácticas de identificación, medida, tratamiento y comunicación de los principales riesgos, forma parte integrante del estilo de gestión que el grupo exige a sus empleados, en línea con las buenas prácticas internacionales de gobernanza del riesgo, de conformidad con los requisitos legales y reglamentarios y de acuerdo con las expectativas y exigencias de las partes interesadas dentro y fuera del grupo.

Con la implantación de una gestión eficaz del riesgo, se busca:

  • Contribuir a la creación de valor constante por parte de la empresa, en consideración de las expectativas de las partes interesadas internas y externas del grupo.
  • Asumir una posición de liderazgo en este ámbito, en consonancia con la visión, los valores y los compromisos del Grupo EDP.
  • Asegurar el cumplimiento de los requisitos internos y externos, en lo relativo al gobierno corporativo, de control y de comunicación.

A tal efecto, el Grupo EDP busca mantener una cultura de gestión del riesgo en cada una de las decisiones que se toman en todos los niveles funcionales y jerárquicos. La implementación de la gestión del riesgo empresarial se basa en un conjunto de principios, estructura y procesos que permiten:

  • La identificación, el análisis y la valoración de los riesgos y su tratamiento correspondiente, que podrá traducirse en una o varias de las siguientes opciones: aceptar el riesgo, aumentar la exposición para poder explotar una oportunidad, evitar el riesgo, reducir su probabilidad o impacto y/o compartir el riesgo (a través de operaciones de cobertura (hedging) o por medio de seguros, por ejemplo).
  • La comunicación, revisión y mejora continua de la gestión del riesgo.
  • La integración de las responsabilidades de gestión de los riesgos en la gestión global.

Dicha política establece los principios, estructura, dirección y responsabilidades de gestión de riesgos en el Grupo EDP.

Principios de la Política de Gestión del Riesgo del Grupo EDP

  • La gestión del riesgo forma parte integrante de las prácticas comunes de gestión empresarial y es una responsabilidad que corresponde a todos, desde el Consejo de Administración Ejecutivo hasta cada uno de los empleados. Cada uno es responsable de conocer los riesgos de su área de actuación y gestionarlos de forma integrada con sus funciones, competencias y responsabilidades delegadas.
  • EDP gestiona sus riesgos significativos desde una perspectiva de cartera, optimizando la relación riesgo/beneficio transversalmente a todas sus áreas de negocio y con vistas a crear valor y hacer que el grupo destaque en los mercados en que opera.
  • EDP intenta que la gestión del riesgo avance permanentemente, con el fin de reflejar la evolución de las necesidades de EDP a lo largo del tiempo y de estar en línea con las mejores prácticas internacionales de gestión de riesgos.
  • EDP promueve una gestión de riesgos oportuna, sistemática e integrada en los más relevantes procesos de negocio y de decisión, en especial como componente del desarrollo estratégico, de las decisiones de inversión, del plan de negocios y de la gestión de operaciones, a fin de lograr la estabilidad de los resultados y el desarrollo de capacidades de respuesta optimizada a cambios de contexto y a oportunidades. La evaluación o valoración de los riesgos y la adopción de medidas para su gestión y control se basa en la mejor información disponible en la fecha de procesamiento de la decisión.
  • EDP gestiona los riesgos de forma transparente y con la implicación de las partes internas y externas interesadas, a fin de tomar decisiones debidamente justificadas en los diversos niveles de responsabilidad de la organización, asegurar su cumplimiento y generar un clima de confianza.
  • Las políticas y procedimientos locales y/o funcionales de gestión de riesgos serán coherentes con la presente política corporativa. Además, todas las políticas y procedimientos locales y/o funcionales deben facilitar la inclusión, consolidación y revisión en el ámbito corporativo de todos los riesgos significativos.
  • Compete a los órganos de gestión ejecutivos de las empresas del Grupo EDP establecer la tolerancia al riesgo aplicable a su escala, negocio y funciones, en consonancia permanente con el perfil de riesgo que el Consejo de Administración Ejecutivo definió para el grupo tanto de forma estratégica, traductor del apetito por el riesgo, como de forma tácita por medio de la fijación de niveles globales y agregados de tolerancia al riesgo.
Esta política fue aprobada por el Consejo de Administración Ejecutivo (CAE) en el 17 de enero de 2017.