principios y políticas

La información es un activo estratégico de EDP que proporciona ventajas adicionales en términos de innovación, articulación con socios y calidad del servicio ofrecido a los clientes.

La Política de Seguridad de la Información de EDP contribuye a garantizar una correcta gestión y utilización de este bien de innegable valor.

EDP es consciente de que la información que se gestiona en el Grupo EDP, sobre todo aquella de carácter confidencial relativa a los clientes y al negocio, debe gestionarse de forma que se garantice la credibilidad de cara al mercado, a los clientes y a los empleados, y de que para ello es necesario:

  • Garantizar y reforzar la conformidad con los reglamentos y requisitos legales en vigor.
  • Mantener el compromiso de la organización con la seguridad de la información.
  • Asegurar la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad de la información.
  • Establecer un estándar de calidad coherente con la dimensión y la importancia de la organización.

Con este fin, el Grupo EDP desarrolló dicha política, en línea con las mejores prácticas del mercado y que asienta las bases del sistema de gestión y organización de seguridad de la información.

 

Compromisos:

  • Confidencialidad: garantía de que la información no se divulga de forma inadecuada a entidades o procesos.
  • Integridad: garantía de prevención contra la modificación y/o destrucción no autorizada de información.
  • Disponibilidad: garantía de accesibilidad de la información donde y cuando sea necesario y sin demoras injustificadas.
  • Reconocimiento: garantía de la existencia de pruebas que demuestren la ocurrencia de hechos o sucesos, para que el responsable no pueda negar su autoría.
  • Conformidad legal: garantía del respeto de las leyes civiles y penales, de los reglamentos u obligaciones contractuales y de los requisitos de seguridad de la información.
Esta política fue aprobada por el Consejo de Administración Ejecutivo (CAE) en el 31 de enero de 2017.