innovación en edp

Eólicas flotantes costa afuera

El proyecto WindFloat ha desarrollado una tecnología innovadora para permitir la explotación del potencial eólico en el mar y a profundidades superiores a los 40 m. El enfoque de innovación del proyecto fue el desarrollo de una plataforma flotante, la cual se basó en las experiencias de la industria del petróleo y gas, para admitir turbinas eólicas de varios megavatios en aplicaciones marinas.

La plataforma flotante es semisumergible y está anclada al fondo marino. La estabilidad se debe al uso de «placas de aprisionamiento de agua» en la parte inferior de los tres pilares, que está asociada a un sistema de lastre estático y dinámico. WindFloat se adapta a cualquier tipo de turbina eólica marítima. Se ha construido íntegramente en tierra, incluida la instalación de la turbina, para evitar que los trabajos se tengan que hacer en alta mar, lo cual tendría un impacto en el medio marino.

WindFloat Atlantic lleva a cabo la primera distribución de energía limpia

La primera de las tres plataformas del proyecto WindFloat Atlantic se conectó con éxito en diciembre de 2019, tras la instalación del cable que recorre los 20 kilómetros de distancia entre el parque eólico y la estación instalada en Viana do Castelo. Este fue un paso importante para el sector energético nacional y europeo, ya que, al conectar la primera torre eólica a tierra, el primer parque eólico flotante de Europa continental comenzó a suministrar energía limpia al sistema eléctrico.

Salida de la tercera y última plataforma del proyecto WindFloat 

En mayo de 2020, el proyecto dio otro paso decisivo con la salida de la tercera y última de las tres plataformas frente a la costa de Viana do Castelo. Desde que entró en funcionamiento al 100 %, el parque eólico, con 25 MW de capacidad instalada, podrá generar energía suficiente para abastecer el equivalente a 60 000 habitantes por año. La estructura de la plataforma flotante, con una altura de 30 metros y una distancia de 50 metros entre cada columna, permite utilizar las turbinas eólicas más grandes del mundo instaladas en una superficie flotante (8,4 MW cada una).

Con esta tecnología, el parque incrementa la generación de energía renovable y promueve una reducción considerable de los costes asociados al ciclo de vida. 
 

Fase Precomercial: WindFloat Atlantic

Después de probar con éxito la tecnología durante cinco años, el siguiente paso en el desarrollo de la tecnología WindFloat fue la fase precomercial, denominada WindFloat Atlantic (WFA), la primera central de energía eólica flotante de Europa continental.

Para apoyar el desarrollo de esta tecnología pionera, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) concedió, en octubre de 2018, un préstamo de 60 millones de euros a Windplus S.A., la empresa que desarrolla el proyecto WindFloat Atlantic y que es propiedad de Ocean Winds (OW) (54,4 %), una empresa conjunta entre EDP Renováveis y Engie, Repsol S.A. (19,4 %) y Principle Power Inc. (1,2 %). Además, el proyecto también fue apoyado con 29,9 millones de euros del programa de la UE NER300 y seis millones de euros del Gobierno de Portugal a través del Fondo Portugués de Carbono.

La instalación de la primera turbina del proyecto WindFloat Atlantic se llevó a cabo en julio de 2019, en el puerto de Ferrol, en España, y constituyó un hito importante para el proyecto WindFloat Atlantic y el sector de energía eólica costa afuera a nivel mundial, ya que se trata de la turbina más grande jamás instalada en una plataforma flotante.
 

windfloat
beneficios del windfloat

Las tres turbinas que componen el parque eólico están montadas sobre plataformas flotantes amarradas al fondo marino y tienen una capacidad instalada total de 25 MW, que es equivalente a la energía consumida por 60 000 familias durante un año. Además, esta tecnología ofrece enormes ventajas que la hacen más accesible y rentable, incluido el montaje con grúas terrestres convencionales en tierra firme (en puerto) y el uso de métodos de transporte marítimo comunes (remolcadores) en lugar de buques de instalación costa afuera más costosos.

WindFloat Atlantic utiliza tecnología avanzada de Principle Power, que permite la instalación de plataformas flotantes en aguas profundas (anteriormente inaccesibles) y donde se pueden aprovechar los abundantes recursos eólicos. El parque eólico estará ubicado a 20 kilómetros de la costa de Viana do Castelo, donde las aguas alcanzan una profundidad de 100 metros.

Este proyecto demostró el perfil de bajo riesgo y la competitividad económica de la tecnología y preparó el camino para futuras estructuras comerciales de parques eólicos flotantes costa afuera.

Instalación del proyecto piloto: Windfloat 1

El proyecto WindFloat 1 implicó el desarrollo y la construcción de una unidad de demostración con una turbina comercial de 2 MW. La unidad se instaló en la costa portuguesa (cerca de Aguçadoura) y se conectó a la red a finales de diciembre de 2011. El proyecto constituye el primer despliegue eólico costa afuera del mundo, sin recurrir a los pilotes tradicionales que se utilizan en este tipo de infraestructura.

Esta fue la primera turbina eólica costa afuera flotante en aguas abiertas del océano Atlántico y el primer despliegue de una estructura semisumergible para admitir una turbina eólica de varios megavatios. 

WindFloat 1 ha funcionado durante cinco años con gran disponibilidad y ha producido más de 17 GWh en un mar con olas de más de 7 m e, incluso, ha permanecido en funcionamiento con olas de 17 m.

See some photo of the WindFloat:

3 turbines windfloat