innovación en edp

Fase del Proyecto piloto

El proyecto WindFloat ha desarrollado una tecnología innovadora que permite la explotación del potencial eólico en el mar a profundidades de más de 40 metros.

El enfoque de innovación del proyecto es el desarrollo de una base flotante, a partir de las experiencias de la industria del petróleo y del gas, para soportar turbinas eólicas de varios MW en aplicaciones marinas. La base flotantes es semisumergible y está anclada al fondo marino. Su estabilidad se debe al uso de "placas de retención de agua" en la parte inferior de los tres pilares, asociadas con un sistema de lastre estático y dinámico. WindFloat se adapta a cualquier tipo de turbina eólica marina. Se construye en su totalidad en tierra firme, incluyendo la instalación de la turbina, con el fin de evitar el uso de los escasos recursos marinos.

 

To see this content you need to accept the site's cookies.

Instalación del Windfloat 1

El proyecto WindFloat 1 abarcó el diseño y la construcción de una unidad de demostración, utilizando una turbina comercial de 2 MW. La unidad se instaló fuera de la costa portuguesa, cerca de Aguçadoura, y fue conectada a la red a finales de diciembre de 2011. El proyecto es el primer despliegue eólico en alta mar en todo el mundo que no requirió del uso de equipos de carga pesada mar adentro. Esta es la primera turbina eólica en el Atlántico en aguas abiertas y es el primer despliegue de una estructura semisumergible que soporta una turbina eólica de varios MW.

La WindFloat 1 funcionó durante cinco años con una alta disponibilidad, produciendo más de 17 GWh con olas significativas de hasta siete metros de altura y sobreviviendo a olas de 17 metros.

To see this content you need to accept the site's cookies.

Fase Precomercial: WindFloat Atlantic

El siguiente paso en el desarrollo de la tecnología WindFloat será la fase precomercial, con dos proyectos que ya están en desarrollo.

El "WindFloat Atlantic" (WFA) tiene una capacidad total de 25 MW en un área de 100 metros de profundidad en la costa portuguesa de Viana do Castelo. Cada una de las tres plataformas estará equipada con una turbina comercial de 8 MW. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido en Octobre de 2018 un préstamo de 60 millones de euros a Windplus S.A., una filial de EDP Renováveis (79,4%), Repsol S.A. (19,4%) y Principle Power Inc. (1,2%). El préstamo de 60 millones de euros financiará el parque eólico flotante con el respaldo de la iniciativa InnovFin para proyectos de demostración energética, que recibe financiación en el marco del programa de investigación y desarrollo de la UE, Horizonte 2020. Además, el proyecto recibirá 29,9 millones de euros del programa NER300 de la UE y hasta 6 millones de euros del Gobierno de Portugal a través del fondo portugués para la reducción de las emisiones de carbono (Fundo Português de Carbono).

La instalación de la primera turbina de WindFloat Atlantic en la plataforma flotante fue en Julio de 2019, en el puerto exterior de Ferrol, España, lo que constituye un hito importante para el proyecto WindFloat Atlantic y para el sector de la energía eólica marina. La turbina más grande jamás instalada en una plataforma flotante.

To see this content you need to accept the site's cookies.

La carga de este primer WindFloat se llevó a cabo en Fene (España) y la plataforma se ancló en el muelle de Ferrol, donde comenzará la instalación del aerogenerador. La asamblea se desarrollará durante el verano en la preparación de las operaciones en alta mar, programadas para fines del verano, momento en el que la estructura flotante saldrá hacia su destino final frente a la costa de Viana do Castelo.

El proyecto pertenece al consorcio Windplus, propiedad conjunta de EDP Renováveis ​​(54,4%), ENGIE (25%), Repsol (19,4%) y Principle Power Inc. (1,2%). Los tres aerogeneradores que conformarán el parque eólico se instalarán en plataformas flotantes atadas al fondo marino, con una capacidad total instalada de 25 MW, equivalente a la energía consumida por 60 mil hogares durante un año. Además, esta tecnología tiene enormes ventajas que la hacen más asequible y económica, incluido su montaje a través de grúas convencionales (en puerto) y el uso de métodos de envío comunes, como remolcadores, en lugar de Costosos buques de instalación en alta mar.

WindFloat Atlantic utiliza tecnología avanzada de Principle Power, que permite la instalación de plataformas flotantes de aguas profundas que antes eran inaccesibles y donde se pueden aprovechar abundantes recursos eólicos. El parque eólico se ubicará a 20 kilómetros de la costa de Viana do Castelo, donde las aguas alcanzan una profundidad de 100 metros.

En 2016, se aprobó otro proyecto en Francia, con cuatro plataformas que utilizan turbinas de viento de 6 MW, instaladas sobre la plataforma WindFloat. El proyecto de los parques eólicos flotantes del golfo de León (Éoliennes Flottantes du Golfe du Lion, EFGL) está siendo desarrollado por Engie, EDP Renovables y Caisse des Dépôts y debería estar operativo en el 2020.

Estos dos proyectos demostrarán el bajo perfil de riesgo y la competitividad económica de la tecnología, preparando el camino para los futuros parques eólicos flotantes de tamaño comercial.

To see this content you need to accept the site's cookies.

Windfloat Atlantic comienza a suministrar energía limpia

La primera de las tres plataformas del proyecto del consorcio Windplus ha sido conectada con éxito el pasado 31 de diciembre, tras la alimentación del cable que recorre los 20 kilómetros de distancia que separan el parque eólico con la estación instalada en Viana do Castelo. Las otras dos unidades del proyecto le sucederán, hasta alcanzar los 25MW de capacidad del parque.

Salida de la tercera y última plataforma de Windfloat

El 27 de mayo de 2020, el proyecto también dio otro paso decisivo con la salida de la tercera de las tres plataformas frente a la costa de Viana de Castelo. Una vez operativo al 100%, el parque eólico que, con sus 25 MW de capacidad instalada, podrá generar la suficiente energía como para abastecer al equivalente a 60.000 usuarios al año. La estructura de la plataforma, con una altura de 30 metros y una distancia de 50 metros entre cada columna, permite instalar las turbinas eólicas más grandes del mundo en una superficie flotante de 8.4 MW cada una. Este sistema contribuye a aumentar la generación de energía y promueve una reducción considerable en los costos asociados con el ciclo de vida. Este es el primer parque eólico flotante en alta mar en Europa continental.