compartir conocimiento

Creado en 2015, EDP NEW - Center for New Energy Technologies (Centro para las Nuevas Tecnologías de Energía) sigue invirtiendo en la anticipación de tendencias y en la creación de valor para EDP. Con un enfoque en la creación de nuevos productos que permitan la descarbonización del sector energético, el centro de investigación y desarrollo, que cuenta con más de 50 personas dedicadas a la investigación, sigue creciendo y ya ha puesto en marcha 22 proyectos.

Es en el NEW, un centro de investigación ubicado en EDP Labelec, donde unas 20 personas se dedican cada día a inventar el futuro de la energía, centrándose en la descarbonización. El centro de investigación y desarrollo del Grupo EDP ha crecido y en cinco años ya ha puesto en marcha 22 proyectos, con un presupuesto global de 280 millones de euros. 

João Maciel, director del NEW, habla de "cinco años intensos" y de "estrecha colaboración con las unidades de negocio". Para el "maestro" del centro de investigación, el secreto para una tasa de éxito promedio del 30 % en las solicitudes de financiamiento competitivo de la Unión Europea (tres veces más que el promedio en este tipo de incentivos) radica en "no hacer nada que no implique al menos una unidad de negocio del Grupo EDP".
 

"Las unidades de negocio [de EDP] generalmente colaboran en los proyectos o son nuestros terceros (entidades externas), una especie de colaborador asociado. Nuestro papel como centro de I+D también es anticipar tendencias y crear opciones".
João Maciel, director de New R&D
 

La importancia de las 3 D

Los temas de Sostenibilidad y Descarbonización seguirán marcando la forma en que la investigación se aborda internamente. João Maciel señala varias tendencias para el sector energético. 

"Hay un enfoque en las 3 D. La D de Descarbonización, porque todos concluyen que es imposible mantener el ritmo que llevamos y emitir el carbono que estamos emitiendo; por lo tanto, debemos producir de manera más limpia y más eficiente en materia de carbono. Aquí es donde entran las energías renovables y la mitigación de los problemas ambientales asociados con la generación convencional, lo que aumenta la flexibilidad de la generación hidroeléctrica convencional y todo lo que ponga más energías renovables en el conjunto de la producción”, explica.

Además de esta D, señala la D de Distribución ya que, según el director del NEW, “es importante promover todo lo relacionado con la producción distribuida. Las comunidades energéticas, respaldadas por la micro-producción fotovoltaica, el almacenamiento de energía y la gestión de la flexibilidad del cliente, por ejemplo, son un tema en el que hemos estado trabajando mucho”.

“Además de estas dos, la D de Digital, que es una fuerza transversal a todo: aplicación de sensores e IoT (Internet of Things, o Internet de la Cosas), automatización, informática avanzada, aprendizaje automático o Inteligencia Artificial. Todas estas cosas están ahí de forma cada vez más desarrollada gracias al poder de la investigación. El truco aquí es usar esto en beneficio de los activos de energía (redes, plantas de energía renovable, etc.) para aumentar la eficiencia, mejorar la operación y el mantenimiento, y así poder predecir fallos. Estamos hablando de inteligencia sobre los datos que generan nuestros activos", agrega.

Finalmente, garantiza que el enfoque seguirá aplicándose también en la C de Cliente o la D de Democratización, situando al cliente en el centro de todas las decisiones como elemento clave de los proyectos de investigación desarrollados. “El Clean Energy Package (Paquete de medidas para la energía limpia), de la Unión Europea consagra esta cuestión del cliente como agente en el mercado energético. Esto no significa que el cliente, es decir, el que disponga de micro-producción o "cargas manejables" entrará directamente en el mercado de la energía, sino que habrá "capas" de agregación que permitirán que mi energía y la de mis vecinos sean llevadas a los mercados de energía, remunerándonos por la flexibilidad que aportamos al sistema. Nuestro papel es ser gerentes o añadidos de esa comunidad. Se trata de un nuevo rol para EDP, pero es algo que estamos explorando", concluye.  

 

Aumentar la eficiencia de las energías renovables.

Con 15 proyectos en marcha, de los cuales dos están empezando y cinco ya se han completado, el NEW ya tiene mucho conocimiento que compartir.

Con el equipo y los proyectos en crecimiento, el NEW opera en las cinco áreas de innovación del Grupo EDP: Redes Inteligentes e Interoperabilidad; Comunidades de Energía Positiva; Integración de Energías Renovables y Flexibilidad; Tecnología de Energías Renovables y Energía Digital. 

El área de Tecnologías de Energías Renovables actualmente cuenta con seis proyectos en marcha en áreas más explotadas, como energía eólica y energía solar, pero también en áreas emergentes como la energía mareomotriz. 

Miguel Marques, responsable de esta área de investigación, cree que las energías renovables son fundamentales para la descarbonización, por lo que aumentar la cantidad y la eficiencia de su producción es esencial para hacerlas más competitivas y atractivas de cara a la inversión. 

 

"Lo que estamos haciendo es ayudar a que las energías renovables sean más útiles para la empresa. Por un lado, observamos tecnologías que son un poco más maduras, como la eólica, y encontramos formas de mejorar su rendimiento y su utilidad".
Miguel Marques, responsable del área de Tecnologías de Energías Renovables
 

Esto incluye, por ejemplo, nuevos conceptos con los que operar y mantener activos, turbinas y plataformas en alta mar con robots submarinos y drones. "Al mejorar, automatizar y hacer más barata la inspección, también reducimos el coste de la tecnología final. Además, reducimos los riesgos y aumentamos la fiabilidad de los datos que recibimos. Por otro lado, observamos las nuevas tecnologías para ver si tienen algún interés, especialmente en términos de costes.

La energía de los océanos, por ejemplo, tiene un enorme potencial, pero aún no se ha analizada por completo", dice Miguel Marques.
Precisamente para mejorar el rendimiento de tecnologías maduras como la eólica, nace Atlantis, un proyecto de tres años que tiene como objetivo fomentar nuevas tecnologías de inspección para la energía eólica marina mediante la creación de un centro de evaluaciones en el Océano Atlántico donde el oleaje es muy intenso.

Otro ejemplo de lo que hace EDP en este área es el EUSysFlex, un proyecto cuya misión principal es crear una hoja de ruta para que Europa pueda tener un 50 % de penetración de las energías renovables en la producción utilizando diversas tecnologías. 

Flexibilidad, flexibilidad, flexibilidad... 

La flexibilidad está a la orden del día. Nuno Filipe, responsable del área de Integración de Energías Renovables y Flexibilidad, dice que lo que se pretende con XFLEX HYDRO es evaluar nuevas formas de dar flexibilidad adicional a las plantas hidroeléctricas, aumentando el potencial hidroeléctrico en términos de eficiencia de la instalación, disponibilidad y prestación de servicios de flexibilidad para el sistema eléctrico.
 

"En la actualidad, las plantas hidroeléctricas ya tienen un papel muy importante en la estabilidad del sistema y con XFLEX HYDRO lo que queremos es, a través de una baja inversión, proporcionarles flexibilidad adicional. Esto se lleva a cabo siempre con el objetivo de integrar más energías renovables".
Nuno Filipe, Responsable del Área de Integración y Flexibilidad de Energías Renovables
 

Hidrógeno "verde"

Más recientemente, EDP ha anunciado su compromiso con el hidrógeno "verde", una pieza muy importante en el rompecabezas de la descarbonización.

Los objetivos de la Unión Europea son claros: debemos descarbonizar el sistema energético. EDP está a la vanguardia en la promoción de la descarbonización por generación, y los objetivos están bien definidos. Sin embargo, el sistema energético es bastante complejo. "La producción de electricidad representa solo alrededor del 20 % del desafío y todo lo demás, como el transporte y la industria, debe descarbonizarse. El hidrógeno aparece aquí como una nueva forma de energía que podría permitir la descarbonización de todos estos sectores". En este contexto, uno de los proyectos que está a punto de arrancar es FlexnConfu, cuyo objetivo principal es ganar experiencia en lo que se refiere al hidrógeno. 

A este proyecto se suma BEHYOND, desarrollado conjuntamente con EDP Inovação, que es el resultado de una colaboración entre Noruega y Portugal, gracias al cual se realizará un estudio de viabilidad sobre la producción de hidrógeno en alta mar, ligando la producción de hidrógeno a los parques eólicos en alta mar. 

Redes más inteligentes

En el área de Redes Inteligentes e Interoperabilidad nacen conceptos transversales a todos los proyectos desarrollados por el NEW. El objetivo es lograr que todos los dispositivos se comuniquen con los dispositivos que estén a su alrededor. 

Uno de estos ejemplos es el proyecto DOMINOES, que evaluará el concepto de la transacción de energía entre diferentes elementos residenciales domésticos. El proyecto se implementará en Valverde, Évora, donde los vecinos podrán operar con la energía entre ellos, utilizar esta flexibilidad durante todo el día no solo para su propio beneficio, sino también para el beneficio de la comunidad y de la red eléctrica. Por lo tanto, podemos garantizar que una persona que tenga un exceso de energía puede tener un modo de ahorrar esa energía para su vecino. 
 

 

"La gran ventaja de este ámbito es que quiere fijarse no solo en la parte de la energía, por lo que nos atañe, sino también en una amplia gama de situaciones que pueden interesarnos en el futuro, es decir, tener dispositivos que hablen directamente con el mercado y que puedan vender los servicios de su propietario en el mercado".
Manuel Pio, Responsable del Área de Redes Inteligentes e Interoperabilidad
 

Ciudades y comunidades más sostenibles

A día de hoy, las ciudades, aunque representen solo el 2 % de la superficie del planeta, son responsables de alrededor del 60 % del consumo mundial de energía y del 70 % de las emisiones de gases de efecto invernadero y la generación de residuos. En vista del aumento de los centros urbanos densamente poblados, las ciudades tendrán un papel central en el camino hacia un futuro más sostenible e inclusivo.

 

“La innovación urbana, de la cual el vector de energía es la piedra angular, es el vehículo que nos permitirá alcanzar ese futuro”.
José Campos Costa, responsable del área de Comunidades Energéticamente Positivas. 
 

El NEW R&D se posiciona en el centro de tal innovación a través de la coordinación de proyectos como POCITYF, que cuenta con un presupuesto total de 22,5 millones de euros. Es la primera coordinación por parte de una entidad portuguesa de un proyecto de esta naturaleza [ciudades inteligentes]”.

Garantizar la previsibilidad de las Energías Renovables.

En el ámbito digital, este equipo está desarrollando modelos de próxima generación que puedan permitir a la empresa hacer predicciones utilizando herramientas como el análisis de datos y el aprendizaje automático. Uno de los proyectos, Smart4RES, quiere crear herramientas que permitan hacer predicciones muy precisas a corto plazo de la potencia de salida de los parques a partir de fuentes de energía renovables.

Aquí el NEW contribuirá a la creación de técnicas de predicción basadas en el desarrollo de modelos de pronósticos para horizontes de predicción extremadamente cortos, con el objetivo de mejorar las predicciones de producción de energía renovable hasta en un 20 %. Este proyecto pretende crear más herramientas de análisis de datos y aprendizaje automático para los pronósticos relativos a las energías renovables.

"Estamos hablando de un enfoque inclusivo, que abarque conocimientos de meteorología, física, matemática aplicada, ciencia de datos y sistemas de energía".
Luísa Serra, investigadora en esta área.
 

Gracias Horizonte 2020... ¡Hola Horizonte Europa!

Nada de lo mencionado aquí sería posible sin el importante apoyo del programa de financiación de investigación y desarrollo más grande del mundo: el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. El H2020, que tiene lugar entre 2014 y 2020, ha distribuido alrededor de 80 mil millones de euros entre todas las áreas de conocimiento en Europa. El NEW encontró en este programa su mayor fuente de financiación, ya que 20 de sus 22 proyectos cuentan con el respaldo de esta iniciativa, siendo capaces de atraer más de 30 millones de euros para I+D en cinco años.

A finales de 2020, finaliza el H2020 y comienza el nuevo Programa Marco: Horizonte Europa. La filosofía es la misma, aunque ha habido un fortalecimiento del Programa - el presupuesto ahora es de alrededor de 100.000 millones de euros durante un período igual de 7 años - y algunas novedades. 

El NEW seguirá trabajando para promover los fondos de Horizonte Europa, apoyando a EDP en el liderazgo de la transición energética.

 

“El NEW ha jugado un papel muy importante en la identificación de oportunidades de financiación dentro del alcance de los proyectos de innovación, como es el caso de H2020. La gestión de estos proyectos está centralizada en el grupo EDP y tiene un papel fundamental en la creación de sinergias, lo que permite a EDP Produção y otras unidades de negocio promover su participación en proyectos extremadamente desafiantes, permitiéndonos al mismo tiempo mantener una estructura de recursos muy ágil y sin redundancias".
Miguel Patena, Director de Innovación, Tecnología y Desarrollo Internacional de EDP Produção